jueves, 2 de diciembre de 2021

Dos décadas y los patrimonios de Lugo sin señalizar

Dos décadas y los patrimonios de Lugo sin señalizar...

Hace ya 21 años que la Muralla fue declarada Patrimonio de la Humanidad, pero seguimos a la espera de que las administraciones se molesten en algo tan sencillo, barato y efectivo como señalizar nuestro principal monumento en las autovías que circunvalan la ciudad.

Desde Lugo Monumental hemos planteado este tema en varias ocasiones desde 2014, y resulta inexplicable que quienes han de ejecutar algo tan fácil no hagan su trabajo. ¿Acaso no lo ven importante? ¿Son conscientes de lo que cualquier empresa privada daría por poder anunciarse en unas autovías que no permiten publicidad alguna? Quizás es que simplemente les importa un cuerno porque eso no genera fotos ni viajes con dietas pagadas.

Cuando se hace el recorrido desde Madrid a Galicia se pueden observar señales turísticas que informan a los conductores de que existe un acueducto romano en Segovia a escasos quilómetros de la autovía A6. Esta señal, con los logotipos de la Junta de Castilla y León e Iberpistas, señaliza ese destino y permite al conductor realizar una parada turística que de otra manera quizás no haría. Son paradas equiparables al consumo de “compra por impulso” que puede ser una de las claves para aumentar el número de visitantes a la ciudad, o incluso sirve para que quienes no han planificado detenerse en Lugo se planteen regresar en otra ocasión.

Sin embargo, nada señaliza que Lugo cuenta con tres bienes Patrimonio de la Humanidad. Nuestros principales atractivos no están señalizados de la forma que se merecen.

Eso sí, después gastamos ingentes cantidades de dinero en hacer campañas en pro de la Muralla… en Lugo. Una vez más asistimos a un circo de tres pistas, del que la población es cómplice, en que se nos venden los presuntos “méritos” de los “gestores” en el tema turístico pero su intención no es ganar visitantes… sino votos.

Más de dos décadas esperando unas cochinas señales que, por caras que puedan resultar (lo que tengo mis serias dudas) son muchísimo más baratas que esas campañas grandilocuentes que no sirven de nada o las múltiples páginas web que han costado cifras mareantes pero que no están en activo.


miércoles, 1 de diciembre de 2021

¿Hemos aprovechado los 21 años de Patrimonio de la Humanidad?

La Muralla de Lugo, esa gran desconocida

Ayer fue el día de la Muralla. No le llaman así, sino que le dan el nombre indio: “Aniversario de la declaración de la Muralla como Patrimonio de la Humanidad”, que es algo menos pegadizo y que, aunque vale para hacer camisetas, gasta más tinta.

Los actos fueron discretos por no decir otra cosa y por si fuera poco el Ayuntamiento inexplicablemente se contraprogramó a sí mismo, así que hoy imagino que las portadas de los periódicos no hablarán del aniversario sino de la entrega de las medallas de la ciudad. ¿No habrá más fechas en el año para hacer eso sin hacer pasar más desapercibido el aniversario del monumento?

Un año más hemos de echar la vista atrás y ver de qué nos ha servido la declaración como Patrimonio de la Humanidad, algo que se logró tras un arduo trabajo de la ciudad, encabezada por García Díez y, en la última fase, por Orozco. ¿Hemos rentabilizado ese reconocimiento? ¿Nos ha ayudado a promocionar en su justa medida a la Muralla y, por extensión, a Lugo? Lo dudo.

Si hablan con los turistas que vienen a Lugo verán que hay dos tipos. Los primeros son los que aman el patrimonio y se cogen el listado de la UNESCO y visitan todos y cada uno de los lugares recogidos en esa relación. Es un turismo muy interesante para Lugo porque suele ser gente de un nivel adquisitivo alto o medio alto y, seamos sinceros, es lo que económicamente nos viene bien. El segundo grupo es el del turista que recala en Lugo y, cuando ve la Muralla, se lleva una grata sorpresa. Este último colectivo son la mayoría, tristemente.

Mi tristeza no es porque se lleven esa maravillosa sorpresa, sino porque son la prueba de que nuestra ciudad no ha sabido hacer campañas que impulsen el conocimiento del más significativo de nuestros monumentos y, a pesar de haberse pedido reiteradamente, ni tan siquiera está señalizada en las Autovías que circunvalan Lugo. Ni siquiera algo tan básico.

Ayer fue un día demasiado normal para todos. Personalmente mi única actividad extraordinaria fue acudir a la visita guiada organizada por la Xunta de Galicia y en la que Guido Guía nos hizo un recorrido por el adarve. Fue muy agradable y lo pasamos muy bien.

No les diré que tuviéramos que hacer el 30 de noviembre festivo, pero no sé, se me antoja que esta fecha cada vez es menos relevante para los lucenses porque, a fin de cuentas, las cosas han cambiado relativamente poco desde el punto de vista del día a día.

Tenemos ya no sólo uno sino tres patrimonios de la humanidad, y aquí estamos, viendo las caras de asombro de los turistas que se encuentran con algo que debería ser uno de los grandes iconos de la arqueología española.

Quizá si fuera de madera…

martes, 30 de noviembre de 2021

Yo apoyo al Arde Lucus como fiesta de interés turístico internacional

Algunos de los participantes

El Senado de Lugo difundió un vídeo en que 28 personas diferentes citan el lema “Yo apoyo al Arde Lucus como Fiesta de Interés Turístico Internacional” en otras tantas lenguas.

Tras la visita este fin de semana de una comitiva de periodistas para difundir el Arde Lucus internacionalmente, en la búsqueda de su declaración como Fiesta de Interés Turístico Internacional, el Senado publicó este vídeo, que pretende, de una forma sencilla y directa, apoyar este reconocimiento.

El primer interviniente es el César Augusto del Arde Lucus (Alfonso Orol) que dice la frase en latín, seguido por la Alcaldesa, Lara Méndez, que la cita en gallego. Cierra el vídeo el Presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que muestra así su apoyo a la fiesta lucense.

Los colaboradores son los siguientes (van los datos por orden de aparición, idioma y nombre dle interviniente):

  • 1 Latín Alfonso Orol Castro
  • 2 Gallego Lara Méndez López
  • 3 Inglés Anne Nikitik
  • 4 Gaélico escocés Michael Bartlett
  • 5 Lengua de signos Ana Freijido Núñez
  • 6 Polaco Katarzyna Długoszewska-Tamoń
  • 7 Japonés Cecilia Llanes Ónega
  • 8 Ruso Hanna Shapovalova
  • 9 Vasco Rosa Entiquez
  • 10 Italiano Roberto de Francesco
  • 11 Hindi Max Jean Zins
  • 12 Rumano Simina Tureac
  • 13 Portugués Lourdes Dinora Machado
  • 14 Bretón Guido Álvarez Parga
  • 15 Griego Giota Kandasi
  • 16 Hebreo María José Fernández López
  • 16 Húngaro Mercèdesz Lajos
  • 17 Turco
  • 18 Galés Alan Ifans
  • 19 Bereber Mohamed Ali Tayik
  • 20 Poulard Adama Oumard
  • 21 Alemán Oscar Mas Brautigam
  • 22 Chino Ekaterina Bebko
  • 23 Catalán María Mallo Sánchez
  • 24 Checo Eliška Fárková
  • 25 Francés Susana Barro Parga
  • 26 Wólof Bakary Diagne
  • 27 Ucraniano Helena Derban
  • 28 Castellano Alberto Núñez Feijóo

La colaboración de la Alcaldesa de Lugo y del Presidente de la Xunta de Galicia dan a esta iniciativa una perspectiva más representativa que esperamos que colabore en el éxito de la propuesta.

Queremos agradecer la colaboración de Anne Nikitik, Manuel López Guitar y Guido Guía en la obtención de muchos de los vídeos incluidos, así como de la Asociación Lucense de Sordos, ALUSOR, por enviarnos el mensaje en lengua de signos.

Pueden ver el vídeo en la siguiente dirección:

https://youtu.be/tpDMG5Qwqno


lunes, 29 de noviembre de 2021

Lugo ha perdido al gran fotógrafo Carlos Valcarcel

Carlos Valcarcel retratado por su nieta Tere

Se nos ha ido Carlos Valcarcel, maestro de la fotografía, retratista de ese Lugo cambiante que él supo plasmar como nadie en unas imágenes que, por razones que soy incapaz de explicar, me transmiten más en blanco y negro que en color.

Un abrazo muy grande, Don Carlos, y muchísimas gracias por tanto.

Permitan que comparta aquí algunas de sus muchísimas fotografías, con las que nos obsequiaba a través de Facebook, y que reflejan una época y un sentir.


Arreglando Redes

Barco de Pesca años 70

Batuxo 1962

Cestos

El Calcetín 1980

El Gran Gatsby

Fiesta de san Lázaro 1968

El mapa

Lectura

Pareja 1968

San Froilán Años 70



viernes, 26 de noviembre de 2021

Guía del coleccionista de sellos I: Introducción

Cartel de la Exfilna 2021 y hoja bloque dedicada a Lugo

Lugo fue sede este año de la Exfilna 2021, la exposición nacional de filatelia, y muchas personas se acercaron por curiosidad y acabaron viendo que es un mundo apasionante y muy variado. A partir de la semana que viene iré explicando cómo se hace una colección de sellos y varios conceptos básicos sobre la filatelia, que seguramente podrán interesarles a algunos de ustedes.

Este blog no tiene una motivación económica, ni siquiera me repercute de manera alguna que tenga más o menos visitas, por lo que me puedo permitir el lujo de escribir sobre cosas que no son interesantes para el gran público, y así hay artículos con miles de visitas y otros con unas pocas decenas. Soy plenamente consciente de que los temas culturales son los que menos visitas generan (es curioso porque todo el mundo afirma estar muy interesado por esas cuestiones) pero ya les digo, me da bastante igual.

Así que, como les decía, voy a dedicar una serie de artículos a la filatelia. No sé ni cuántos ni durante cuánto tiempo lo haré, según me vaya saliendo, pero me gustaría que puedan tener una modesta referencia sobre el coleccionismo de sellos y las nociones básicas sobre esa afición que, asumámoslo, no está en su mejor momento y tiene un futuro bastante sombrío dada la involución del correo postal.

Hoy, a título de curiosidad, les voy a contar la historia (según se dice, real) de cómo se inventó el sello de correos moderno. Hay algunos hallazgos arqueológicos que hablan de sistemas similares de hace siglos, pero me voy a centrar en lo que es la filatelia tal y como hoy la conocemos.

Antes de la invención del sello de correos, los envíos los pagaba el destinatario según la distancia recorrida. Si éste rechazaba la carta, el servicio de Correos no recibía ni un céntimo por lo que hacía el trabajo sin contraprestación alguna.

Primer sello postal de la historia

El inventor del sello fue Rowland Hill, un profesor de matemáticas que a mediados de los años 30 del siglo XIX observó en una posada una cosa singular: el cartero llegó con un envío para la posadera, que ella rechazó afirmando  no tener dinero para pagar su coste. Amablemente se ofreció a pagarlo el señor Hill, pero ella le indicó que no era necesario, ya que la carta no tenía nada dentro. Era un sistema que usaba con su familia para, sin abonar coste alguno, recibir un mensaje de que todos estaban bien. Hacían el envío y tal y como escribían las señas en el sobre el receptor sabía que no había malas noticias sin necesidad de recibir la carta, por lo que cumplía su función sin pagar.

Esto hizo que Hill pensase en un nuevo sistema que evitase la picaresca, y su idea fue la creación del sello de correos, una forma de “prepago” por un envío. En febrero de 1837 presentó esta idea en su “Post Office Reform” que, tras una larga tramitación, dio lugar al primer sello de correos de la historia, el conocido como “Penny Black” (como es obvio por costar un penique y ser de color negro), con la imagen de la Reina Victoria y que comenzó a circular en mayo de 1840.

Diez años más tarde, el 8 de enero de 1850, España emite su primer sello utilizando el mismo sistema, el seis cuartos negro (de nuevo el valor y el color son los que denominan al sello) con la imagen de la reina Isabel II. 171 años después, el sello de correos sigue entre nosotros. Con sus altibajos, sí, pero ahí lo tienen.

Primer sello español

jueves, 25 de noviembre de 2021

Demuestra que eres ''De Lugo Lugo'' consumiendo en las empresas locales

Si compras en Lugo generas empleo en Lugo, riqueza en Lugo y servicios en Lugo. Nada es más lucense que eso.

Ayer la Asociación Lugo Monumental que tengo el orgullo de gestionar y que engloba a más de un centenar de locales del recinto amurallado de la ciudad, presentó una sencillísima campaña bajo el lema “De Lugo Lugo” que pretende recordar al público la importancia de hacer sus compras en el comercio local para, así, tener puestos de trabajo en Lugo, pagar impuestos en Lugo y generar riqueza en Lugo, lo que revierte en el conjunto de la sociedad.

Desde siempre la expresión "De Lugo Lugo” ha sido una de las peculiares formas de los lucenses de identificar a quien es de la ciudad y, por extensión, a todo aquello que es puramente local.

En una época tan crítica para el comercio como es la semana del “black Friday”, previa a la más importante de las campañas del año, la navideña, pretendemos así afianzar la concienciación que desde la pandemia que aún vivimos se ha generado.

Los ciudadanos vimos lo que son nuestras calles sin locales, sin tiendas ni bares, sin comercio ni vida… y no queremos que los retos a los que se enfrenta el comercio tradicional, siendo el más duro de todos el de la competencia (yo diría que desleal ya que pelean con armas diferentes) del comercio digital, hagan que aquel suceso extraordinario se convierta en nuestro futuro.

En un primer paso de la campaña se han editado 90.000 pegatinas, cuyo diseño es de Lucía Barrios, que los establecimientos utilizarán en paquetería, correo o de la forma que consideren oportuna para dar a conocer este lema. Tanto hostelería como comercio o servicios han querido participar en esta iniciativa, que esperamos mantener en el tiempo para convertirla en una seña de identidad de la ciudad.

Ah, por cierto, esta campaña no ha costado ni un céntimo de dinero público ya que se financia con las aportaciones de los asociados. Por si las dudas...

miércoles, 24 de noviembre de 2021

¿Por qué aumentan las relaciones sexuales de riesgo?

 

Porcentaje de adolescentes que dicen haber usado el preservativo (solo o en combinación con otro método) en la última relación sexual coital en 2002, 2006, 2010, 2014 y 2018 en función del sexo.
Fuente: Estudio sobre la conducta sexual en España

Hoy hace 30 años que murió Freddie Mercury, el icónico cantante de Queen, que se convirtió en un símbolo no sólo por lo artístico (que también), sino por haber sido en el imaginario colectivo de varias generaciones la referencia de las consecuencias del SIDA, aquella otra pandemia que se vivió en el mundo y que hoy está casi olvidada contra toda lógica.

Las campañas que en los años 80 y 90 se hicieron para la protección de la salud sexual de la población, incluyendo aquella mítica del “pónselo pónselo”, tenían como trasfondo en nuestra mente la noticia del fallecimiento de Mercury. Supongo que, muy a su pesar, su fallecimiento tuvo como reacción una concienciación entre la gente joven de la época que hoy me temo que no se produce.

La aparición de medicamentos que reducen la mortandad e incluso los síntomas del VIH, como la famosa profilaxis de preexposición (PrEP) son algo fantástico, pero tienen como consecuencia negativa que los adolescentes de hoy hayan perdido en gran parte el miedo que teníamos nosotros al SIDA… y demás ETS. Evidentemente es bueno vivir con menos miedo, pero tal vez habría que delimitar mejor el temor de la precaución, porque aunque algunas enfermedades sean tratables a día de hoy las cosas no están bien enfocadas.

No todo es SIDA. La gonorrea, la sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual han aumentado. En España la sífilis afectaba a 1,73 personas de cada 100.000 y en 2017 se multiplicó por 6 esa incidencia. En cuanto a la gonorrea pasó de 2,04 en 2001 a 18,74 en 2017.

Los hábitos sexuales están cambiando. No sólo la gente es activa sexualmente con menor edad, sino que creo que están peor enterados… no tienen menos información, sino que es de peor calidad porque un altísimo porcentaje de jóvenes conocen la sexualidad a través de la pornografía dada la facilidad con que acceden a ella por Internet, y eso no sólo crea problemas relativos a la protección sino también a las prácticas.

Tres décadas sin Freddie Mercury hacen que uno se sienta mayor, sí, pero también nos ayuda a apreciar todo lo que hemos vivido en estos treinta años y cómo han cambiado las cosas. Algunas para bien y otras para mal, como todo en la vida, pero habrá que buscar el medio de informar a los más jóvenes de lo que supone una sexualidad sana y libre pero con las debidas precauciones.